El papel del juego y los juguetes en el aprendizaje

Contactanos Suscripción

El papel del juego y los juguetes en el aprendizaje

Artículos Mas Leídos

Ideas para decorar la mesa de cumpleaños

Ideas y consejos para decorar la mesa de cumpleaños para los chicos, con fotos.

Sugerencias para decorar con jarrones de golosinas

Ideas para decorar cumpleaños o baby showers con jarrones de golosinas.

Técnicas para decorar una divertida pared

Fotos y consejos para decorar las paredes de la habitación de los niños.

Habitación para fanáticos del fútbol

Ideas y consejos para decorar la habitación de tu hijo con el tema del fútbol, con imágenes.

Cómo decorar un cuarto de juegos para niños

El cuarto de juegos es ideal cuando tenemos más de un niño en casa y los juguetes tienden a invadirlo todo. En estos casos, destinaremos una habitación exclusivamente para ellos, siempre y cuando el espacio nos lo permita.

Publicado el 1 de abril de 2011

El bebé llega al mundo sin conocimientos, como una hoja en blanco. Si conocer el idioma y sin la posibilidad de comunicarse directamente, debe aprender el mundo y la forma que tiene de hacerlo es mediante el juego.

En el juego, el niño imita lo que ve en sus mayores y de este modo logra comprender los diversos mecanismos sociales, aprender el lenguaje y establecer una comunicación fluida con su entorno. Por este motivo resulta imprescindible favorecer las actividades lúdicas en el niño.

El juego y el desarrollo cognitivo:

El niño atraviesa una serie de etapas en el desarrollo de su conocimiento del mundo. Cada una de estas etapas está caracterizada por una serie de habilidades que va adquiriendo y los juegos que ejecuta, se adecuan a dichas habilidades.

El juego resulta una instancia de exploración, investigación y experimentación del entorno, se convierte en el laboratorio desde el cual, el niño ensaya su inserción en la sociedad.

Es tarea de los padres, el estimular las habilidades del niño a través del juego y los juguetes, brindándoles materiales didácticos, adecuados para su proceso de aprendizaje. También resulta imprescindible que los padres jueguen con los niños, para guiarlos en su aprendizaje, lo que les permite alcanzar su máximo potencial.

El juego se ha utilizado desde la antigüedad de manera empírica para desarrollar las habilidades del niño, el que aprendía de sus mayores a cazar, pescar, cultivar y las demás actividades sociales. Estas enseñanzas eran transmitidas oralmente de generación en generación. De esta forma, el niño aprendía de una forma más amena y sencilla, los procedimientos de la vida cotidiana.

Recién en el siglo XX se descubre la importancia del juego en el aprendizaje de las futuras capacidades.

Existen distintos tipos de juegos, los cuales cumplen una función en el desarrollo de las capacidades, están los juegos de experimentación, que son la manera de tomar contacto con el mundo, es la primera clase de juegos del niño y se caracterizan por una observación y reconocimiento de objetos. El niño conoce inicialmente el entorno a través del gusto, por eso los bebés se llevan todo a la boca. Esto se relaciona con sus intereses inmediatos (alimentación, descanso y afecto). Luego aparecen los juegos motrices, donde el niño aprende a dominar los movimientos, es el momento en que el niño arroja objetos constantemente. Luego surgen los juegos de simulación, donde el niño simula acciones, es la etapa en que juega a esconderse detrás de un objeto, este juego le permite aprender conceptos más complejos, como el de “estar” o no.

Los juegos de roles y dramatización permiten al niño socializar con otros, niños o adultos. En estos juegos, el niño imita a los demás en sus actitudes habituales.

Los juegos de creación requieren del desarrollo de la abstracción. En este momento el niño es capaz de imaginar cosas y actuar en función de ellas, sin necesidad de la presencia de los objetos. Puede simular comer sin tener cubiertos, ni comida, ni platos.

Además de los anteriores están los juegos de reglas, que permiten al niño comprender los mecanismos sociales de convivencia. Los juegos didácticos estimulan sus habilidades naturales.

El juego es una instancia atractiva de educación del niño que le permite participar en forma activa en el conocimiento del entorno. Son los padres y educadores quienes deben favorecer estas instancias para que el niño alcance su máximo potencial.

Los juguetes por tanto, ocupan un lugar protagónico en la actividad lúdica, constituyendo el elemento material para la ejecución del juego, que resulta el medio para que la fantasía del niño se manifieste.

Los comentarios están cerrados.