Decorar el cuarto de juegos

Contactanos Suscripción

Decorar el cuarto de juegos

Artículos Mas Leídos

Ideas para decorar la mesa de cumpleaños

Ideas y consejos para decorar la mesa de cumpleaños para los chicos, con fotos.

Sugerencias para decorar con jarrones de golosinas

Ideas para decorar cumpleaños o baby showers con jarrones de golosinas.

Técnicas para decorar una divertida pared

Fotos y consejos para decorar las paredes de la habitación de los niños.

Habitación para fanáticos del fútbol

Ideas y consejos para decorar la habitación de tu hijo con el tema del fútbol, con imágenes.

Cómo decorar un cuarto de juegos para niños

El cuarto de juegos es ideal cuando tenemos más de un niño en casa y los juguetes tienden a invadirlo todo. En estos casos, destinaremos una habitación exclusivamente para ellos, siempre y cuando el espacio nos lo permita.

Publicado el 1 de abril de 2011

El cuarto de juegos es un espacio idóneo para que los chicos se diviertan a todo vapor. Esta habitación les permite jugar a sus anchas y mantener una necesaria privacidad, además de que nos libera del ejército de juguetes desparramados por toda la casa.

En un cuarto de juegos podemos poner todo lo que el espacio nos permita, pero lo ideal es evitar el televisor y los videojuegos, para prevenir el sedentarismo, que además, limita el desarrollo imaginativo de los niños.

La decoración del playroom es fundamental para que el niño se sienta a gusto en su interior y que el propio espacio lo invite a divertirse.

Ideas para decorar el cuarto de juegos:

El primer elemento que interviene en la decoración del cuarto de juegos es la temática, que puede provenir de personajes populares, de cuentos infantiles o de la propia imaginación de los niños. Los motivos de vehículos, piratas, superhéroes, princesas, castillos mágicos, sirenas, etc. Si no tenemos muchas facilidades para lograr imponer la temática a toda la habitación, podemos optar por figuras geométricas como círculos, cuadros, etc.

El colorido de la habitación debe ser vivo y divertido, pero cuidando de combinar adecuadamente los colores y de no saturar demasiado, para evitar que el cuarto de torne oscuro o que sea demasiado brillante y provoque fatiga visual. Si el cuarto no está bien iluminado, preferiremos colores claros y aplicaremos detalles en colores brillantes para no perder luminosidad.

La decoración de las paredes puede lograrse pintando murales en cada pared, pegando vinilos decorados sobre un fondo de color, o colgando figuras con el motivo elegido (pueden ser de fibrofácil, cartón, PVC, madera, tela u otro material que se nos ocurra).

También podemos decorar las paredes de una forma más tradicional, con franjas, guardas, diseños repetidos, papeles pintados, etc.

Sectorizar el espacio resulta muy efectivo, pues permite a los chicos tener mayor espacio para moverse y desempeñar varias actividades simultáneamente sin encimarse. Claro que esto depende del espacio disponible.

En caso de que la habitación sea demasiado pequeña, deberemos recurrir a otros elementos para crear nuestro cuarto de juegos, como los muebles multifuncionales, una distribución inteligente que nos permita aprovechar cada centímetro cuadrado de espacio.

Una forma de ganar superficie es colocar un entrepiso o tarima si la altura del techo lo permite. En este caso tenemos varias opciones, estructuras auto-portantes que nos evitan el tener que emprender obras que demoren y lo ensucien todo.

Si la habitación es pequeña y baja, podemos recurrir a estructuras fijadas a la pared del tipo de los andamios levadizos que se utilizan para limpiar los vidrios, de modo que coloquemos en los andamios las cajas para guardar los juguetes y luego las elevemos hasta un nivel por encima de las cabezas de los pequeños; de forma que liberemos espacio a nivel de los chicos.

Otra solución para ganar espacio es colocar cajones o cajas debajo de los muebles, para aprovechar ese espacio en guardar juguetes y otros objetos.

Las librerías son una buena solución, pues nos permiten guardar desde libros hasta cajas con juguetes, apilados en forma vertical hasta la altura del techo. En este caso, debemos colocar los juguetes y demás objetos de uso permanente a la altura de los chicos y los que están fuera de uso o son de uso ocasional como disfraces, etc., los colocaremos arriba. Cuando los chicos desean utilizar todos sus juguetes, podemos optar por rotar las cajas que están en los estantes inferiores con las de los estantes de arriba, de este modo, va cambiando el arsenal de juguetes, lo cual puede resultar beneficioso para que no se aburran de ellos.

Los comentarios están cerrados.